ANTIGUO COLEGIO DE SAN ILDEFONSO Antiguo Colegio de San Ildefonso logo-museos
cabeza.php

síguenos canal San Ildefonso Facebook Twitter Instagram

transporte y estacionamiento transporte y estacionamiento

Horarios y precios
- Martes, entrada libre, de 10:00 a 19:30 h.
- Miércoles a domingo admisión general $45.00, de 10:00 a 17:30 h.
Descuentos >>>

Acerca del museo

ESPACIOS DEL COLEGIO

El Generalito

Este solemne recinto fue el salón general de actos del colegio jesuita. Se le llamó "Generalito" para distinguirlo del Salón General de la Real y Pontificia Universidad de México, que era de mayor jerarquía.

Aquí se encuentran gran parte de los sitiales que pertenecieron al coro del templo de San Agustín de la Ciudad de México. Esta sillería es obra del taller del maestro ensamblador Salvador de Ocampo (ca. 1665-1732) y constituye uno de los principales ejemplos de escultura novohispana del barroco. Sus respaldos muestran bellísimas tallas que narran pasajes bíblicos, recreando imágenes tomadas muy probablemente de los grabados de una biblia francesa del siglo XVII.

En el respaldo del sitial central del conjunto principal, que se reservaba para el prior del convento agustino, se aprecia la imagen de San Agustín, con sus atributos característicos como escritor y obispo. Tras la aplicación de las Leyes de Reforma, la sillería permaneció desarmada durante casi tres décadas, hasta que don Vidal Castañeda y Nájera (1836-1903), director de la Escuela Nacional Preparatoria, solicitó su traslado a este recinto, donde fue colocada a fines de 1890.

En el extremo oriental del salón se encuentra la cátedra original del Colegio, que data del siglo XVIII. Es un mueble de maderas finas, con casetones labrados con símbolos bíblicos y marianos, rematada por una gran concha tallada.

Los veinte óleos que decoran los muros de este monumental espacio retratan a personajes relacionados con la vida del Colegio: colegiales, catedráticos, rectores y obispos. Algunos son anónimos y otros fueron realizados por importantes artistas como Miguel Cabrera (1695-1768), José de Alcíbar (activo entre 1751 y 1801) y Andrés López (activo entre 1763 y 1811).

De acuerdo a la actual vocación del Antiguo Colegio de San Ildefonso, el Generalito forma parte de su colección permanente y el público puede visitarlo para conocer la riqueza de su acervo artístico, asistir a eventos académicos y contar con un inigualable espacio para conciertos de cámara o solistas.

La Capilla

La Capilla del Antiguo Colegio de San Ildefonso fue inaugurada en diciembre de 1739. Su decoración lucía un coro con su órgano, seis retablos barrocos, esculturas y pinturas de santos, reliquias y objetos litúrgicos de metales preciosos.

Este acervo se perdió gradualmente tras la expulsión de los jesuitas y la posterior instalación de la biblioteca de la Escuela Nacional Preparatoria. Hoy en día, la capilla es sólo el majestuoso espacio arquitectónico que se utiliza como una sala para exposiciones.

La Sacristía

Se ubica en la planta baja, en el corredor norte del Patio de Pasantes. Tiene comunicación directa con la antigua Capilla y el acceso por el patio es a través de una puerta en cuyo interior ostenta un arco labrado en forma de concha.

La Sacristía también estuvo ricamente ornamentada con muebles de finas maderas, una pila para agua y cuadros de diversos santos realizados por algunos de los más notables pintores de la primera mitad del siglo XVIII como José de Ibarra (ca. 1700-1756) y Francisco Martínez (activo entre 1723 y 1758).

Del acervo artístico que tuvo la Sacristía, hoy día sólo se pueden admirar dos grandes lienzos que fueron pintados alrededor de 1761 por Francisco Antonio Vallejo (ca. 1722-1785). El que se ubica en el muro sur representa la venida del Espíritu Santo y el del muro oriente a la Sagrada Familia.

Anfiteatro

A principios del siglo XX se planeó ampliar las instalaciones de la Escuela Nacional Preparatoria con la construcción de un edificio anexo destinado para oficinas y un anfiteatro. El arquitecto Samuel Chávez (1867-1929) se encargó del proyecto. El Anfiteatro, llamado entonces únicamente "de la Preparatoria", quedó concluido en 1910, y el 22 de septiembre del mismo año fue sede de la inauguración de la Universidad Nacional de México, en el marco de la celebración del primer Centenario de la Independencia.

El inicio de la Revolución detuvo temporalmente la construcción del resto del anexo y no fue sino hasta 1931 cuando se concluyó el proyecto original.

En 1922, Diego Rivera pintó en el anfiteatro su primer mural llamado La Creación, en referencia a la creación científica y artística. Una composición con marcada influencia bizantina donde convergen las cualidades estéticas de Rivera y las filosóficas alentadas por el pensamiento de José Vasconcelos.

En 1930, al conmemorarse cien años de la muerte de Simón Bolívar, el Anfiteatro recibió su nombre. La decoración del vestíbulo es obra de Fernando Leal quien, entre 1930 y 1942, pintó la Epopeya bolivariana.

logos

Web Hosting patrocinado por Servicios administrados de TI para empresas

Justo Sierra 16, Centro Histórico de la Ciudad de México 06020 México, D.F. Tel. (+52-55) 5702 2991 servicios@sanildefonso.org.mx
CONACULTA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2012 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD